Sobre mi


 

 

“Jugando,
Tal vez luchando,
Con la materia
Se forman debajo de mis manos
Pequeñas criaturas.

Perdiéndome
En pliegas,
Rizos y curvas
A menudo para mi
El tiempo se para,
Reencontrándome aquí y ahora.

Todo se llena de
Serenidad, paz y alegría.
Los límites entre la materia y yo se disuelven.
Todo se convierte en unidad…y
De esta dimensión después surge
Un nuevo ser”

(Cit.)

Trabajar la lana ha sido para mi un gran descubrimiento, una experiencia única e impagable, un placer que se renueva y que me permite manifestar mi creatividad, dando voz y espacio a sensibilidad y energías vitales.

Un  descubrimiento que se revela en la magia de la creación, en el dar forma y vida a espléndidas realizaciones y en el mismo tiempo redunda harmonía en el propio mundo interior, con una valencia, que osaría decir terapéutica.

Una experiencia que recoge, en la blandura y en el calor de los materiales, un sentido de bienestar y mientras tanto guía la mano delicadamente, sugiriendo y dando forma y alma a cada creación.

Un placer que se renueva cada vez que nace una BambinadiCaldalana, en su irrepetible unicidad, coge vida y responde en el encanto de su fantasía cromatica, reflejo del alma de la muñeca que hay en nosotros.